Blog

Te vas a Casar? Bienes Separados o Sociedad Conyugal?

Cuando organizamos una boda nos preocupamos y nos ocupamos de muchas cosas e incluso detalles muy minuciosos, el principal tema de conversación entre quienes han tomado la decisión de estar juntos “hasta que las muerte los separe" es la fiesta, el número de invitados, hasta el color del vestido que llevarán las Damas de Honor, pero en la mayoría de los casos, nadie toca uno de los temas más importantes, bajo que régimen nos vamos a casar.

¿Ustedes ya saben bajo que régimen se van a casar? SOCIEDAD CONYUGAL o SEPARACIÓN DE BIENES?

Cuando tomamos la decisión de casarnos y pensamos en todos los detalles que tendrá nuestra boda, debemos pensar también en el rumbo que tomará nuestro matrimonio y por supuesto tenemos que pensar en el presente y en el futuro y eso tiene que ver con lo material,  en nuestra casa, automóvil, negocio, etc; quizá esa es una de las primeras decisiones que como pareja y próximos a contraer matrimonio deberemos tomar, platíquenlo con sus prometidos y elijan ustedes, no dejen que alguien más tome la decisión por ustedes. A continuación te explicaremos las dos opciones.

El Contrato de Matrimonio debe celebrarse bajo el régimen de sociedad conyugal o bajo el de separación de bienes. A falta de régimen expresamente señalado, se estará sujeto al régimen de separación de bienes, y en ningún caso; los bienes adquiridos antes del matrimonio, el importe de la venta de los bienes propios, los adquiridos por herencia, donación o por cualquier otro título gratuito, los productos y los que se obtengan por su reinversión, formarán parte de la sociedad conyugal, salvo que expresamente se pacte lo contrario en las capitulaciones matrimoniales.

Pero ¿qué son las capitulaciones matrimoniales?

Las capitulaciones matrimoniales son los pactos que los esposos celebran para constituir la sociedad conyugal o la separación de bienes y reglamentar la administración de éstos en uno y en otro caso, y pueden otorgarse antes de la celebración del matrimonio o durante él, y pueden comprender no solamente los bienes de que sean dueños los esposos en el momento de hacer el pacto, sino también los que adquieran después.

La SOCIEDAD CONYUGAL nace al celebrarse el matrimonio o durante él. Puede comprender no sólo los bienes de que sean dueños los esposos al formarla, sino también los bienes futuros que adquieran los consortes. Es decir, es la unión de los bienes materiales que se obtengan antes del matrimonio y que los consortes aportarán a la sociedad, así como los bienes que se generen durante el matrimonio.

Lo que se forme dentro de la sociedad corresponderá 50% a cada uno, por lo que ante la necesidad de tener que liquidar la sociedad por motivo de un divorcio, todo deberá repartirse por partes iguales, igualmente las Deudas, es decir que si alguno de los dos debe, ustedes están obligados a pagar igualmente, esto tiene pros y contras como lo verán, porque en caso de divorcio tienen derecho a la mitad de todo independientemente de que ustedes no hayan aportado económicamente para comprar nada, (aclaramos por que el trabajo del hogar, es un gran aporte y vaya que si es mucho trabajo). Es importante tomar una decisión a conciencia y conocer a su pareja, saber si podrán hacer crecer su patrimonio juntos o si esté se verá en constante riesgo por mala administración de uno u otro.

Para la liquidación de la sociedad o bien, en caso de la muerte de alguno de los dos, para la repartición de los bienes a los herederos, no entran herencias ni donaciones hechas al De Cujus (es decir que si alguien les hereda o dona algún bien, al momento de su muerte, esos bienes no le pertenecen a su cónyuge, sino a sus hijos, en caso de tenerlos).

SEPARACIÓN DE BIENES: La separación puede comprender no sólo los bienes de que sean dueños los consortes al celebrar el matrimonio, sino también los que adquieran después. Como su nombre lo dice, tanto antes como despues del matrimonio cada uno tiene sus bienes y sus deudas, y si algo está a nombre tuyo, es tuyo y nada mas y viceversa, anteriormente quienes tenían negocios, o quienes tenían suficientes bienes propios, antes de contraer matrimonio elegían esta opción y parecía que era hasta un tanto egoísta.

Sin embargo a partir del 14 de diciembre de 2016 con la reforma al Código Civil del Estado de Nuevo León, en los casos de DIVORCIO INCAUSADO de los matrimonios bajo el RÉGIMEN DE SEPARACIÓN DE BIENES, si uno de los cónyuges fuera el que se dedicó preponderantemente a las labores del hogar o al cuidado de los hijos, y no hubiere generado bienes o en su caso, habiéndolos generado estos no alcancen la proporción equivalente en valor a los generados por el otro, deberá el juez decretar una compensación para aquel cónyuge, bajo los principios de equidad y solidaridad, misma que podrá ser hasta del cincuenta por ciento del valor de dichos bienes.

Mi esposa y yo decidimos casarnos por sociedad conyugal y juntos hacer crecer nuestro patrimonio, porque ambos confiamos que juntos lograremos mucho más, aún y cuando ambos somos abogados!! Tomen la mejor decisión y recuerden que será una de muchas decisiones importantes en su vida como esposos, después vendrán decisiones como el color de la casa, que tipo de cocina, si habrá o no mascotas, hasta llegar a elegir el nombre de los hijos.

Redes Sociales